usuarios online de tu blog. Te saludamos desde Sevilla.
Home » » Comentario de texto literario: fragmento de La Celestina

Comentario de texto literario: fragmento de La Celestina


CELESTINA.- Conjúrote, triste Platón, señor de la profundidad infernal, emperador de la Corte dañada, capitán soberbio de los condenados ángeles, señor de los sulfúreos fuegos, que los hirvientes étnicos monten manan, gobernador y veedor de los tormentos y atormentadores de las pecadoras ánimas, regidor de las tres Furias, Tesífone, Megera y Aleto , administrador de todas las cosas negras del reino de Estigia y Dite, con todas sus lagunas y sombras infernales, y litigioso Caos, mantenedor de las volantes harpías, con toda la otra compañía de espantables y pavorosas hidras. Yo, Celestina, tu más conocía cliéntula, te conjuro por la virtud y fuerza de estas bermejas letras; por la sangre de aquella nocturna ave con que están escritas; por la gravedad de aquestos nombres y signos que en este papel se contienen; por la áspera ponzoña de las víboras de que este aceite fue hecho, con el cual unto este hilado. Vengas sin tardanza a obedecer mi voluntad y en ello te envuelvas y con ello estés sin un momento de partir, hasta que Melibea, con aparejada oportunidad que haya, lo compre, y con ello de tal manera quede enredada que, cuanto más lo mirare, tanto amas su corazón se ablande a conceder mi petición. Y se le abras, y lastimes del crudo y fuerte amor de Calisto, tanto que, despedida toda honestidad, sé descubra a mí y me galardone mis pasos y mensaje. Y este hecho pide, pide y demanda de mí a tu voluntad. Si no lo haces con presto movimiento, tendrás me por capital enemiga; heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras; acusaré con mis ásperas palabras tu horrible nombre. Y otra y otra vez te conjuro. Así confiando en mi mucho poder, me parto para allá con mi hilado, donde creo te llevo ya envuelto.


1.LOCALIZACIÓN

1.1. Autor.

Nació sobre 1470 en la Puebla de Montalbán (Toledo), en el seno de una familia de judíos conversos. Hijo de García González Ponce de Rojas y Catalina de Rojas. Cursó estudios de leyes en la Universidad de Salamanca. Fue alcalde de Talavera de la Reina, (Toledo). En 1507 se casa con Leonor Álvarez, hija de Álvaro de Montalbán, converso de la Puebla que tuvo graves problemas con la inquisición, llegando a ser encarcelado en Toledo. Leonor llevó como dote la cantidad de 80.000 maravedises en su boda.
Propietario de una extensa biblioteca. El día 3 de Abril de 1541, Rojas dicta su testamento y hace inventario de sus bienes. No se sabe la fecha exacta de su fallecimiento, pero el archivo Lersundi ha salvado el recibo de pago de las mismas del funeral que se le dijeron en la Iglesia de San Francisco, así como de los gastos del enterramiento. La fecha del recibo es del lunes 19 de Junio de 1541. Fue enterrado en la iglesia del Monasterio de la Madre de Dios de Talavera.

En 1499 aparece la primera edición conocida de "La Celestina", publicada en Burgos por don Fabrique de Basilea. La Celestina, inicia la modernidad literaria en España. Gozó un éxito de publico extraordinario desde su primera aparición. El autor fue modificando la obra. La primera edición y más antigua de las conservadas se imprimió en Burgos, por Fadrique de Basilea en 1499, y consta de dieciséis actos con el título de Comedia de Calisto y Melibea.

1.2. Obra.

Su única obra conocida es La Celestina que sé considerada una de las obras cumbre de la historia de la literatura española y la más importante sin duda en la transición entre la Edad Media y el Renacimiento.

Se trata de un joven llamado Calisto, inteligente y de clase alta, ha conocido en una huerta, algo alejada de la cuidad, a la bellísima Melibea, y se ha enamorado de ella. Vuelve a encontrársela en la ciudad, cerca de la iglesia, y le comunica sus sentimientos; ella lo despide irritada. Vuelve Calisto a su casa y confiesa su amor y su pesar a su criado Sempronio. Éste le propone que utilice a la vieja Celestina como intermediaria, para que suavice la aspereza de Melibea. 
Celestina logra entrar en la mansión de Melibea e intercede en favor del enamorado; consigue vencer su esquivez y la joven corresponde a Calisto. Sempronio y Pármeno, criados de Calisto, de acuerdo con Celestina, desean explotar la pasión de su amo, que había ofrecido a la vieja una cadena de oro si lograba sus propósitos. Los criados reclaman su parte a la vieja, que se niega; la matan y huyen. Pero son apresados y muertos por la justicia. Calisto suele visitar a Melibea trepando a su jardín por una escalera de cuerda; estando en él, se produce en la calle una pelea. El joven, pensando que uno de sus nuevos criados tiene problemas, desea intervenir en ella y al bajar por la escalera cae al vacío. Calisto muere, y Melibea, al saberlo, sube a una torre y se arroja desde lo alto.
La obra termina con el llanto de Pleberio, padre de Melibea.

1.3. Cronología.

El siglo XV se cierra con la aparición de una de las obras cumbre de nuestra literatura: La Celestina. Es una época en que el humanismo ya está en plena vigencia, lo cual también influye en la obra de Fernando de Rojas. De Italia han llegado nuevas ideas, la nueva estética que luego se plasmará definitivamente en la época del emperador.

Literatura medieval: siglos V a XIV

Se llama Edad Media a la época histórica comprendida entre los siglos V y XV. Con relación a la literatura española, la época medieval se extiende desde las primeras manifestaciones literarias - de fecha imprecisa - hasta el comienzo del reinado de los Reyes Católicos.
España pasa de la Edad Media al Renacimiento mediante un periodo de transición que aproximadamente coincide con el siglo XV. Es una época de crisis: decadencia de la monarquía, guerras civiles, plagas, epidemias (la peste, que afectó a toda Europa y produjo una importantísima merma de la población), y como resultado de todo ello, crisis económica y social. Empeora también la situación de los árabes y, sobre todo, los judíos, que aunque se convierten en masa al catolicismo, son culpados por los cristianos viejos de loa problemas del país. Sin embargo, los judíos son fundamentales para la economía, por sus actividades comerciales. Pensemos que, en esta época, se está desarrollando ya una nueva clase social, la burguesía, que basa su poder y su auge en sus actividades económicas y el poder del dinero (aunque no es apreciada), frente a los tres estamentos del medioevo, que, no obstante, se mantienen.
En lo religioso, se produce en esta época el Cisma de Occidente. No obstante, en España no mengua el fervor religioso, en íntima relación con la obsesión por la muerte, que influirá notablemente en el panorama literario del siglo, con obras tan distintas como las Danzas de la Muerte o las Coplas por la muerte de su padre, de Jorge Manrique.
También se asiste a un apogeo del sentimiento del amor, como mezcla de espiritualidad y sensualidad, que culminará con La Celestina, de Fernando de Rojas.

El siglo XV representa un cambio muy profundo respecto a la centuria anterior y, sin embargo, no es todavía el Renacimiento. Es un momento de efervescencia intensa de corrientes nuevas y valores antiguos. Es este siglo el que dará el vuelco definitivo hacia la nueva mentalidad que supone el Renacimiento.

2. ANÁLISIS DEL CONTENIDO

2.1. Argumento o resumen.

Celestina comienza a realizar unos encadenamientos de evocaciones a seres míticos como Plutón (señor de los infiernos), Tesífone, Megera y Aleta. Utilizando un lenguaje astuto y firme, llegando incluso a amenazar al demonio, si su conjuro no causa efecto sobre Melibea.
“Si no lo haces con presto movimiento
tendrás me por capital enemiga”

2.2. Tema.

El tema del fragmento es el momento en el que Celestina, implora a las fuerzas maléficas en su favor. Realizando un conjuro para enamorar a Melibea.

2.3. Estructura del contenido.

Este fragmento pertenece al acto III. Es un monólogo protagonizado por Celestina.
En la primera parte del texto Celestina hace un llamamiento a Plutón a través de su nombre '' …triste Plutón...'' seguido de una serie de adjetivos que muestran las características de éste ''... señor de la profundidad infernal...''.

En la segunda parte del texto Celestina realiza el conjuro con un estilo imponente de la invocación, con falta de vocablos crueles y misteriosos propios de los auténticos encantamientos.

En la tercera parte del texto se manifiesta la súplica de Celestina para que Melibea compre el hilado y con ello de tal manera quede enredado. ''...cuanto más lo mirare tanto más su corazón se ablande al conceder mi petición...''

En la cuarta y última parte el demonio es amenazado por Celestina sino se cumple su conjuro: ''...si no lo haces con presto movimiento, tendrasme como capital enemiga...''; ''...heriré con luz tus cárceles tristes y oscuras...''.

2.4. Personajes, Tiempo, Ambientación y punto de vista del narrador.

Personajes
El único personaje que aparece en la obra es Celestina, una vieja alcahueta que cuando era joven se dedicaba a la prostitución y ahora como es mayor se dedica a ayudar a las personas en el tema del amor. Es, sin duda el personaje mejor logrado y a la vez el más complejo de los personajes creados por Rojas. Sobre este personaje se han cargado todos los calificativos imaginables, hasta el demoníaco. Y Celestina no es un personaje demoníaco sino humano en el sentido de que su existencia sólo es posible porque existe una sociedad urbana que de alguna manera la necesita. Celestina es un personaje que vive del vicio y de las bajas pasiones de los demás. Y todo esto lo aprovecha en beneficio propio. Pero sin los vicios y miserias morales de la ciudad, Celestina no sería posible.

Tiempo.
No aparece tiempo interno en el interior del monólogo. Y en el tiempo externo existen dos versiones de la obra: la Comedia (1499, 16 actos) y la Tragicomedia (1502, 21 actos).

Ambientación.
No aparece en ninguna parte del texto en que lugar se encuentra la Celestina al recitar su conjuro.

Punto de vista del narrador.
El texto está escrito en primera persona como podemos apreciar: ''...Yo, Celestina, tu más conocida cliéntula,...''

3. ANÁLISIS DE LA EXPRESIÓN

3.1. El estilo.

Este libro muestra al lector una esmerada mezcla de estilo natural, sencillo y claro.
En este texto Fernando de Rojas a utilizado un monólogo, con la finalidad de que el lector pueda entender la lucha interior de su personaje.

El lenguaje que utiliza en el citado texto es astuto, engañoso y desafiante.

3.2.Análisis de la forma.

La Celestina pertenece a la comedia humanística, siendo ésta cumbre de este género característico medieval.

En este texto Celestina se dirige a Plutón alabando su persona haciendo uso de una metáfora:

''Señor de la profundidad interna''.

En esta súplica destacamos rasgos retóricos de los que distinguimos enumeraciones retóricas:

''conjúrote''
''triste Plutón''
''emperador de la corte dañada''
''capitán soberbio...''
También apreciamos una hipérbole ( exageración de los actos) ya que incluso, Celestina llega a desafiar al diablo:

''si no lo haces con presto movimiento, tendrasme por capital enemiga''

Anáfora podemos verla:

''...por la virtud...''
''...por la sangre...''
''...por la gravedad...''
''...por la áspera...''

La alusión a personajes y seres mitológicos de la antigüedad:
'' Tesífone, Megera y Aleto..''
'' harpías, hidras...'' nos manifiesta el lenguaje astuto y ficticio que emplea Celestina creado por el autor.

Fernando de Rojas en este texto, utiliza un vocabulario en el que se observa la expresión medieval, con palabras que han caído en el desuso actualmente, a continuación veremos algunas de ellas:

• veedor: inspector
• litigioso: que pugna
• cliéntula: servidora, adepta del demonio
• ponzoña: veneno

El lenguaje es de una extraordinaria riqueza estética.
Fernando de Rojas, ha elegido una serie de sustantivos, adjetivos y verbos que adornan el texto con una belleza peculiar.

Sustantivos. ( citamos algunos)

Aparecen sustantivos concretos como: ''fuegos, montes, lagunas, sombras...''.

Abstractos: ''tormentos, virtud,...''
Propios: ''ángeles, señor...''

Para elaborar este monólogo, el autor, se vale de estos ingredientes tan necesarios que son buscados a través del ''deseo'' que Celestina siente para hechizar a Melibea.

Adjetivos. ( citamos algunos )

Los adjetivos escogidos por el autor poseen, también una extraordinaria riqueza estética.
Utiliza tanto los especificativos como los explicativos:
''...triste Plutón''
''...profundidad infernal''
''...capitán soberbio''
''...condenados ángeles''
''...sulfúreos fuegos''
''...espantables y pavorosas hidras''
''...bermejas letras''
''...áspera ponzoña''
''...crudo y fuerte amor''
''...cárceles tristes y oscuras''
''...ásperas palabras''
''...horrible nombre''

Verbos. ( citamos algunos ) Como podemos apreciar todos están en primera persona.

''…conjuro''
''...haya''
''...compre''
''...mirare''
''...apremiare''
''...llevo''
''...parto''

4. CONCLUSIÓN

Desde mi punto de vista, si tuviera que destacar uno de los efectos del universo implantado de la Celestina, seria el pesimismo medieval , presente en casi toda la obra.

No obstante, no sólo debemos observar los personajes como materialización del deseo de no saber reprimir sus fuertes pasiones, sino que también especialmente, esta obra representa una intensa e indomable lucha en el interior de los personajes, vigente varios siglos después en la sociedad actual en la que nos encontramos.

Centrándome en el texto que nos ocupa, me llama la atención el matiz excesivo e hiperbólico, que el autor ha utilizado, no es otra cosa que un ingenio libre con el que Fernando de Rojas pone de manifiesto sus reservas con respecto a la representación del personaje de Celestina siendo la visión de Fernando psicológica.

Pienso que Celestina es astuta, haciendo crueles tareas de hechicera
aproxima la eficacia de la magia y de la realidad de la probable mediación del demonio en la vida de los hombres. Nos encontramos pues ante un ejemplo peligroso que como resultado obtenemos malas consecuencias de a locura amorosa. Por lo que no me atrae la astucia de Celestina, como se las ingenia con mentiras y conjuros para hacer que Melibea se enamore de Calixto, bajo mi opinión creo que el amor tiene que surgir libremente no inducido por un hechizo. Termino sin pasar por alto el tema de la magia en la época durante la edad media muy perseguida por la ley que imponía la pena de muerte como único castigo.
Comparte esto :

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto nos ha servido de mucho amiguete

Anónimo dijo...

PERFECTO ME HA AYUDADO BASTANTE

Anónimo dijo...

eres la leche tio, gracias

Anónimo dijo...

Está muy currado, es de gran ayuda, muchas gracias!

 
La revista no se hace responsable de las opiniones expresadas por sus colaboradores, muy libres ellos. Copyright © LETRA LIBRE - El sitio de la Lengua Española y la Literatura. Revista digital independiente con recursos para el aula de letras - Gestionada y dirigida desde 2008 por Pedro Jaén - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. La reproducción de los contenidos mostrados en esta web sólo está permitida, previa autorización expresa de su titular y reseña clara de la dirección www.letralibre.es, para fines educativos y sin ánimo de lucro. Igualmente está prohibido el plagio del logotipo y diseño de esta web. El propietario tomará las medidas pertinentes para hacer valer sus derechos de propiedad intelectual.